Ginebra verá el renacer el Renault Alpine
03/03/2017 Salones del Automóvil

Ginebra verá el renacer el Renault Alpine

El deportivo será el que se lleve todas las miradas del salón suizo.

Corría el 2012 cuando Renault anunció que reviviría al icónico Alpine y cinco años pasaron para que veamos las primeras fotos. Este nuevo modelo será conocido como Alpine A110, un nombre que recuerda las competencias de los 60 y los 70, rey absoluto de carreras de rally.

Se trata de una cupé de dos plazas con una estrecha relación con el modelo original, cuyas líneas aerodinámicas vienen del Alpine Vision presentado hace ya unos meses. Tiene tracción trasera y su motor está en el centro, a espaldas del conductor. Además, el deportivo está hecho con materiales ligeros como aluminio y el equilibrio será una de las características. Mide 4.180 mm de largo (con 2.420 mm entre los ejes), 1.800 mm de ancho y apenas 1.250 mm de alto y se desataca el trabajo aerodinámico que se ha realizado en el Alpine es sobresaliente para conseguir un Cx de 0.32, con fondo plano, splitter y un gran difusor trasero que hace innecesario el uso de un alerón posterior.

Al igual que los rivales a quienes apunta (Porsche 718 Cayman y Alfa Romeo 4C), utiliza un bloque de cuatro cilindros, 1.8 litros turbo, que brinda 252 CV y 320 Nm, y está acoplado a una caja de cambios automática de doble embrague y siete cambios desarrollada por Getrag, mientras que la puesta a punto del motor fue realizada por Alpine en conjunto con Renault Sport. Con una relación peso/potencia de 228 caballos por tonelada, el Alpine A110 acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y su velocidad máxima limitada es de 250 km/h. Ofrecerá tres modos de conducción (Normal, Sport y Track), con programas que modificaran la respuesta del motor, la dirección, la transmisión, el control de estabilidad y el escape.

El habitáculo tiene un claro aspecto deportivo, con asientos tipo butacas de Sabelt, pedalera de aluminio, inserciones de fibra de carbono y tapiz de cuero con prespuntes. La gran pantalla central multimedia con conectividad total no podía faltar en un auto moderno.

El Alpine A110 inicó un proceso de preventa en diciembre pasado con la edición especial Premiere, que ofrecía por 2.000 euros la reserva de una unidad de este esperado retorno. El precio final está estimado en 60.000 euros y su venta será exclusiva de 12 países europeos y Japón a partir de enero de 2018, por lo que habrá que esperar para saber si llegará a nuestros Andes el auto icóno de los Alpes.

 

Ginebra verá el renacer el Renault Alpine

¿Qué opinás? Contanos