Chevrolet Camaro ZL1
18/12/2012 Pruebas de manejo

Chevrolet Camaro ZL1

Manejamos en la pista la versión más endemoniada del muscle car, con 580 caballos de poder.

18/12/2012 Pruebas de manejo

Sin duda en el Especial de lo Mejor de 2012, el Chevrolet Camaro ZL1, la versión más poderosa de este modelo, es uno de los vehículos que pudimos disfrutar a placer y que se destacó, más allá de su atractivo diseño, por su desempeño y poderío con 580 caballos de poder.

Primeramente, se diferencia de las otras versiones por un paragolpes nuevo con entradas de aire más ostentosas. El capot es de aluminio y tiene branquias de ventilación de fibra de carbono, así como un spoiler trasero y llantas exclusivas de 20 pulgadas. Todo esto en conjunto le da un look más agresivo y llamativo que enamora a simple vista. Los emblemas de ZL1 los podemos encontrar en el capot, parrilla y baúl, así como en las pinzas de frenos.

Por dentro, los tapizados son de microfibra, los asientos en cuero con insertos del material antes mencionado y cuenta con detalles plateados en instrumentos, al igual que en consola central, el volante es forrado en cuero y porta el logo ZL1 en la parte inferior. Con respecto a equipamiento el sistema de audio es Boston Acoustics con 9 parlantes, navegador y sistema de info-entretenimiento Chevrolet Mylink con conectividad para smartphone y iPod.

Mecánicamente porta el V8 creado originalmente para el Corvette, un 6.2L fabricado en aluminio con un compresor mecánico de 1.9L; es capaz de desarrollar 580 equinos de potencia y 753 Nm de torque máximo. La unidad que probamos es manual de seis velocidades, pero existe una automática con la misma cantidad de marchas. Los frenos son Brembo de disco con pinzas de seis pistones enfrente y cuatro en la parte posterior.

La suspensión es adaptativa en tiempo real gracias al Magnetic Ride Control, que ajusta la dureza de los amortiguadores según se requiera hasta 1.000 veces por segundo. Adicionalmente cuenta con sistema electrónico de estabilidad, control de tracción y ABS.

Con una potencia exorbitante el Camaro ZL1 es un muscle car ejemplar para aquellos que buscan un balance entre un auto de uso diario y para "pisarlo" en pista. Es decir ofrece un manejo dinámico y brioso, sin llegar a ser tosco como otros autos de su segmento. El embrague es bastante maniobrable, mientras que el comportamiento de la dirección es realmente preciso sin ser rígido.

Al pisar el acelerador la aceleración es asombrosa, te empuja al instante al respaldo del asiento y despega con firmeza emitiendo un sonido que realmente se disfruta. En rectas, haciendo uso de seis cambios, se mueve con facilidad y en ningún momento se siente pesado. Al tomar las curvas los sistemas de estabilidad y de tracción hacen su trabajo, por lo que en ningún momento perdés el control y esto otorga una seguridad sin igual detrás del volante.

En lo particular pienso que este Camaro es la perfecta combinación de diseño y desempeño motriz que se puede encontrar en un muscle car. Es bello por fuera y por dentro, su manejo es excepcional y viene bien equipado.

En Argentina seguimos esperando que Chevrolet se anime a traer el Camaro, seguramente no sea en esta versión tan extrema como cara, pero no faltará un grueso V8 debajo de su capot.

 

Gracias a esta súper producción propia que reunimos en el Especial de lo Mejor de 2012, podemos asumir el Compromiso Autocosmos: te vamos a entregar la prueba en pista de un deportivo excepcional por día hasta fin de año.

Mañana te espera el Audi RS5, uno de los deportivos más salvajes de la gama germana ¿te lo vas a perder?

Chevrolet Camaro ZL1 Especial Autocosmos 2012

¿Qué opinás? Contanos