10 consejos para manejar tranquila durante el embarazo
15/02/2016 Seguridad

10 consejos para manejar tranquila durante el embarazo

Tomá en cuenta estas recomendaciones cuando viajes en un vehículo.

Se estima que una de cada 50 mujeres embarazadas sufre algún tipo de accidente automovilístico, y como no queremos que formes partes de las estadísticas, a continuación, te presentamos 10 tips para que viajes más tranquila y segura en tu vehículo durante esta etapa de tu vida:

1. Si vos sos la conductora, ajustá el asiento para que puedas alcanzar los pedales cómodamente con la mayor distancia posible entre tu abdomen y el volante.

2.·Evitá usar ropa abultada para que el cinturón de seguridad pueda ser colocado lo más cerca del cuerpo.

3. Colocá el cinturón de seguridad atravesándolo por el torso (entre el pecho) y jalándolo sobre los muslos hasta abrocharlo. Recordá que éste no debe quedar ajustado alrededor del abdomen, sino que debe quedar debajo de la pancita de embarazo tan plano como sea posible a la curva.

4. Es recomendable que no conduzcas más de 4 horas por día, aunque es conveniente que consultes a tu médico para ver si podés manejar grandes distancias.

5. No desactives los airbags de tu vehículo, ya que en caso de algún choque pueden protegerte tanto a vos como al bebé.

6. Debido al embarazo, es común que puedas sentir somnolencia, así que si te sentís cansada o con ganas de dormir, evitá manejar.

7. Está de más recordarlo, pero siempre evitá conducir a exceso de velocidad. Respetá las señales de tránsito y evitá distracciones. Por otro lado, es bueno ir despacio pero sin exagerar, si no corres el riesgo de recibir un golpe por atrás.

8. A partir del sexto mes, es recomendable que le pidas a otra persona que conduzca tu automóvil ya que la medida del vientre puede hacerte sentir incómoda a la hora de manejar.

9. Si tu embarazo presenta peligro de parto prematuro o contracciones, es mejor que no conduzcas tu vehículo.

10. Si llegaras a tener un accidente, es importante recibir atención urgente si presentás contracciones, dolores en el abdomen o si tenés pérdidas de sangre o líquido.

¿Qué opinás? Contanos