Mirada femenina: Prueba nuevo Ford Ka
Fuente: Mujeres al volante
28/06/2016 Pruebas de manejo

Mirada femenina: Prueba nuevo Ford Ka

Sumamos la visión femenina a las pruebas de nuevos modelos.

Fuente: Mujeres al volante
Diseño y equipamiento
 
El nuevo Ford Ka ya no es más “poderoso el chiquitín” sino más bien “poderoso el Señor Ford Ka”. Su nuevo tamaño, más grande, es realmente muy cómodo lo que lo convierte en una excelente opción para movernos no sólo en la ciudad, sino también para irnos de viaje.
 
Este nuevo modelo está basado en el Ford Fiesta y se nota. Posee un interior muy amplio para su segmento y continúa con el diseño de la línea Ford basado en la filosofía Kinetic Design, que desde que la lanzaron somos fanáticas de la misma.
 
Viene en cuatro colores. A nosotras nos tocó manejar el “plata estelar”, ideal para aquellas que no quieran llamar la atención.
 
Con una gran cantidad de portaobjetos, muy prácticos para los vasos de los chicos, las botellitas de agua cuando salimos del gimnasio y hasta guardar las carpetas del trabajo en los bolsillos de atrás de los asientos.
 
Tiene conectividad inteligente, ya que permite conectar nuestro teléfono y podemos tener control por voz, lo que nos da una opción más que práctica en cuanto a su funcionalidad. 
 
Mecánica y seguridad
 
Un auto ideal para la ciudad; suave y fácil de maniobrar por su tamaño, pero que también responde cuando lo sacás a la ruta.
 
El nuevo Ford Ka tiene motor 1.5L de 16 válvulas que entrega una potencia de 105 CV y caja manual de cinco cambios, que se siente muy suave cuando tuvimos que pasar los cambios tanto a velocidad, como al momento de estacionarlo.
 
Cuenta con alerta por si no nos ponemos el cinturón de seguridad (solo para el conductor), doble airbag, frenos ABS y sistema Isofix para el anclaje de las sillitas para los más peques; es un sistema para sujetar las sillitas atornillados o soldados a la carrocería  del coche entre el respaldo y el asiento del vehículo, dejándola bien sujeta, en lugar de un cinturón de seguridad.  
 
El andar
 
Manejarlo fue placentero, un auto ideal para la ciudad; suave y fácil de maniobrar por su tamaño, pero que también responde cuando lo sacás a la ruta.
 
Está equipado con asistencia de frenado de emergencia (el auto frena con su máxima potencia aunque el conductor no lo esté haciendo) , control electrónico de estabilidad (un elemento poco común en estos autos chicos y muy importante en cuanto a seguridad) y asistencia de arranque en pendiente. Con todo esto nos brindó las herramientas necesarias para andar sin preocupación.
 
 
Lo que más nos gustó
 
-Su tamaño, práctico para el manejo en la ciudad.
-Bajo consumo de combustible.
 
Lo que menos nos gustó
 
-Tiene solo doble airbag, nos gustaría que tuviese más, al menos como opción.
-No podemos comprarlo con caja automática.
-No tiene alerta por no tener el cinturón de seguridad en todos los ocupantes, solo lo tiene para el conductor.

¿Qué opinás? Contanos