Vendé tu auto
Test drive

Peugeot RCZ 2011 a prueba

Uno de los autos más lindos que hemos probado

Peugeot RCZ 2011 a prueba

Cuando Peugeot presentó el RCZ Concept en el Autoshow de Frankfurt de 2009, dejó a todo el mundo boquiabierto y ansioso de saber si la marca francesa se atrevería a llevarlo a producción. Tres años más tarde es una realidad y afortunadamente su parecido con el auto concepto es muy grande.

Si hablamos de autos de gran diseño que llegaran a nuestro mercado durante el 2011, definitivamente hablaremos del RCZ. El estilizado coupé cuenta con detalles en la carrocería que sólo encontramos en autos exóticos como los arcos en color aluminio que reemplazan a los postes A y C, el doble abombamiento que nace en el techo y se prolonga hasta la luneta trasera y los enormes guardabarros que enmarcan las llantas de 18 pulgadas y múltiples brazos en color brillante.

El interior es también una mezcla entre excelente diseño y materiales de calidad superior, reafirmando que el RCZ no sólo es el auto estandarte de la marca en cuanto a diseño y precio, sino también en cuanto a calidad y ensamble.

El RCZ es de esos autos que te hacen sentir especial cada vez que lo miras, te subis a él o incluso lo manejas. El motor de cuatro cilindros y 1.6L turboalimentado, entrega 200 Cv así que es rápido. Pero además, el escape fue calibrado para producir un sonido realmente excitante dentro de la cabina que parece proceder más bien de un seis cilindros que de un 1.6L cuatro cilindros. La transmisión –manual de seis cambios- es probablemente la mejor que nos ha entregado la marca francesa, con viajes cortos y precisos que nos confirman que se trata no sólo de un cara bonita, sino de un verdadero deportivo.

Los 100Km/h se superan en 7,5seg, no el más rápido del segmento, pero ese tiempo se disfruta mucho más en un RCZ que en productos alemanes como el Audi TT que por cierto luce anticuado y conservador junto a éste.

La suspensión y dirección son firmes, pero nada que no se pueda soportar en trayectos de ciudad, así que es perfectamente utilizable como auto del diario y “juguete” para los fines de semana.

El baúl es muy amplio –más de lo que hubiéramos pensado, incluso se pueden abatir los pequeños asientos traseros para gozar de más espacio de carga. Al ser un motor de sólo cuatro cilindros, el consumo de combustible es relativamente bajo en carretera y como el de un pequeño hatchback al transitar en ciudad.

En conclusión, el RCZ es el regalo ideal para este 2011 no sólo por que luce y se maneja sensacionalmente, sino que además es práctico, seguro, económico, divertido y cuenta con materiales y ensamble dignos de cualquier auto Premium. No sólo es el mejor Peugeot del mercado sino, el mejor coupé deportivo de cuatro cilindros. Además… ¿mencioné el impresionante diseño? Ya poedes dejar de babearEste hermoso auto estará pronto en la Argentina y Autocosmos ya se dio el lujo de probarlo.                          

Conoce los datos técnicos, equipamiento y colores del nuevo RCZ en Argentina 

Contanos que opinas