Test drive

Prueba nuevo Chevrolet Camaro ZL1 en pista

Un convertible muy atractivo y poderoso.

Prueba nuevo Chevrolet Camaro ZL1 en pista

Durante el Salón de Nueva York 2013, la marca norteamericana reveló el nuevo Chevrolet Camaro y pocos meses después presentó en el Salón de Frankfurt la versión convertible de este muscle car. Ahora, antes que nadie Autocosmos lo lleva a una pista para ver a que velocidad se mueve el paisaje a bordo de este deportivo.

Las cosas deberían suceder muy rápido ya que este convertible ostenta V8 con compresor de 6.2L con 580 CV y 753 Nm de torque. La tracción es trasera y la transmisión automática de seis cambios.

 

En  la pista

Al pisar el acelerador te enamorás del sonido del motor, es adictivo sin caer en lo estruendoso. Obvio al ser convertible, la velocidad del viento se siente a placer por lo que nos da la “ilusión” de que ir aún más rápido.

Al volante, el arranque es tan impetuoso que la cabeza se pega al respaldo si aceleramos a fondo. Cabe aclarar que al igual que su hermano coupé, no es un auto duro de conducir, al contrario es ligeramente dócil. En otras palabras, a pesar de ser un deportivo con alto caballaje, no se comporta como una bestia sino que lo podés utilizar a diario. Además, no es necesario ir corriendo para disfrutarlo.

Al tomar las curvas es bastante estable, la dirección transmite muy bien el rodamiento del camino y al mismo tiempo brinda mucha seguridad para mover el vehículo a placer en cualquier trayectoria. Aunque la suspensión es deportiva, nunca se siente tosca ni golpea demasiado.

En resumen, el Camaro Convertible es un vehículo ideal para los amantes de los cabrios, es muy llamativo, entretenido y bastante confortable.

Seguimos con el Compromiso Autocosmos 2013: Una prueba por día en pista de un auto memorable hasta fin de año. Mañana probamos al bestial SRT Viper.

Jorge Blancarte Fotos: Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinás? Contanos