Tecnología

5 tips para elegir la butaca para niños

Son elementos vitales de seguridad y necesitan seguir estos pasos para garantizar toda su efectividad.

5 tips para elegir la butaca para niños

 

1 ¿Qué es lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una butaca de seguridad para el auto?

El peso del niño. Todas las butacas están clasificadas según este parámetro, con rangos precisos de utilización. Una vez conocido este dato, la elección pasa por conocer el sistema de anclaje con el que cuenta nuestro vehículo y en última instancia el aspecto estético.

2 ¿Cómo estar seguros de haber elegido la butaca adecuada?

Se aconseja verificar siempre la funcionalidad de la butaca con el automóvil, realizando una instalación de prueba antes de comprarla. De esta forma, se evitarán problemas derivados de asientos que no se adaptan a nuestra butaca, o peor aún, de butacas que no se adaptan a nuestros niños.

3 ¿Hasta cuándo se debe utilizar la butaca de seguridad para el auto?

Cada butaca está especificada según un rango de peso. Se debe ir actualizando la butaca hasta que el niño alcance una altura de 1.50 m o un peso de hasta 36 kg.

4 ¿Por qué las butacas para niños pequeños deben colocarse en sentido contrario a la marcha?

Dado que la musculatura del cuello se encuentra poco desarrollada y la cabeza concentra casi el 33% del peso del niño, en caso de un impacto frontal, si la butaca se encuentra colocada mirando hacia adelante esta combinación de factores podría contribuir a generar lesiones graves o incluso la muerte. En cambio, si la butaca se encuentra en sentido contrario a la marcha, la posición de la columna vertebral hace que en un choque o desaceleración las tensiones a nivel del cuello sean notablemente inferiores. Se estima que al año, el niño ya tiene desarrollada la musculatura y entonces puede ubicarse en el sentido de marcha.

5 ¿Cuándo es preciso cambiar la butaca de seguridad?

En los siguientes casos:

• Cuando la cabeza del niño sobresale del borde superior de la butaca;

• En caso de que la butaca haya sufrido un golpe como, por ejemplo, a raíz de un choque, aunque el niño no estuviera sentado en ella o se nos caiga al piso.

• Cuando el niño haya superado el peso máximo estipulado para esa butaca.

 

¿Cómo saber si la butaca está Homologada?

En el caso de tener una butaca de seguridad, muchos tienen una duda existencial: ¿Cómo reconozco si está o no homologada? Las butacas de seguridad homologadas presentan en su parte trasera una etiqueta, generalmente de color naranja, donde se informan los datos técnicos de la misma. Ahí queda especificado el fabricante, los vehículos en los que se puede utilizar (la leyenda universal indica que sirve para todos los vehículos), el peso máximo del niño, la norma de referencia (ECE R44 para Europa y FMVSS 213 para USA) y lo más importante: un número de homologación.

Este último dato es con el que podremos identificar si nuestra butaca está homologada realmente. ¿Cómo lo verificamos? Sencillo, buscamos dos butacas iguales y dichos números deben ser diferentes. La indicación es una numeración progresiva de producción desde que se concedió la homologación y cada butaca tiene un número único, al igual que cada automóvil cuenta con su propia patente.

Cesvi recomienda

¿Qué opinás? Contanos