Tips y Consejos

Qué hacer si el motor del auto levanta temperatura

No te calientes, te damos recomendaciones para evitar que tu motor se funda.

Qué hacer si el motor del auto levanta temperatura

Hace poco te contamos las posibles causas por las que el motor a combustión de tu auto puede llegar a sobrecalentarse. Acá te decimos qué hacer si la aguja de la temperatura (o el ícono rojo) se encienden mientras estás circulando.

¡¿Qué hago?!

Calma

Si vemos que la aguja del testigo de la temperatura va derecho a valores que dañan el motor (o se enciende la bendita luz roja de sobrecalentamiento), lo primero que debemos hacer es: mantener la calma y sacar el vehículo de circulación, para estacionarlo a un costado del camino.

Espera

Luego de detenernos, si no ves un charco de agua -o que la zona del capot está escupiendo líquido-, mantené el motor encendido para que se enfríe (en lo posible abriendo capot, puertas y ventanas). Recordá que al apagar el motor la bomba de agua deja de trabajar y el líquido que queda se calienta aún más, pero si el sistema está escupiendo, y ya no hay líquido que enfriar, apagá el motor.

¡Cuidado!

Si percibís que del capot sale vapor de agua, podés probar abrirlo, pero siempre teniendo mucho cuidado para prevenir quemaduras. Recordá que ante cualquier duda o situación en la que no estamos con toda la seguridad de “meter mano”, más vale esperar al remolque que curar.

Encendé al máximo los la calefacción (saca en parte el calor del motor)

Si la temperatura del agua empieza a bajar, podemos seguir la marcha hasta el taller más cercano. Si la temperatura no baja o no sale aire caliente por las toberas, apagá rápido el motor, lo más probable es que tengas una obstrucción, mal funcionamiento de la bomba o falta de refrigerante en el circuito.

Ventilador y Electo

Si tenés un ventilador mecánico sirve pisar suavemente el acelerador para que gire más rápido, al igual que mejora el trabajo de la bomba. Si tenés un electro ventilador con cuidado de no quemarte podés revisar la ficha o hacer un puente (tenés que tener una idea básica de electricidad) para que encienda y enfríe más rápido el líquido en el radiador.

Si la temperatura no baja

Apagá el motor y esperá 2 o 3 horas a que se enfríe y llamá al auxilio. Es muy importante que NO toques nada, por tu salud. Recién luego de esta espera podés abrir el radiador o la “vejiga” del líquido y agregarle agua.

¡Cuidado 2!

Mientras el motor esté caliente, NO saques la tapa del radiador, ni la de la vejiga o recipeinte contenedor de refrigerante, recordá que adentro hay agua y vapor muy calientes a presión que pueden salir directo a quemarte.

Bajo tu responsabilidad

Recién después de un par de horas, y si ves que la presión disminuye, podés usar un trapo grueso o toalla para sacar la tapa del radiador. En los sistemas presurizados las vejigas de líquido tiene un sistema para despresurizar, girando apenas la tapa. Luego podés desenroscarla por completo, pero te recordamos es preferible que no abras ninguna tapa antes de que hayan pasado 2 o 3 horas con el motor apagado, de lo contrario podés correr grandes riesgos de quemarte.

En frio… ¿Cómo proceder?

Una vez enfriado el sistema, podés revisar varias de las causas del sobrecalentamiento y quizás puedas volver a emprender la marcha.

- Si el sobrecalentamiento se debe porque están tapadas las rejillas delanteras del radiador, podemos quitarlas con agua/aire a presión. Esto tiene que hacerse con el motor en frío (o no muy caliente).

- Quizá suene muy tonto pero es común que el calentamiento se deba a que la tapa del radiador está mal cerrada, o le hayan dejado aire adentro. En este último caso y con la tapa afuera apretar las mangueras para sacar el aire que tengan dentro.

- También puede deberse a que le falte refrigerante al radiador (o no tenga directamente), por lo que deberíamos fijarnos en el tanque. Si le falta y no tenemos líquido refrigerante, por única vez podríamos echarle agua corriente hasta conseguir llenar el circuito.

- Ahora en frio, es más fácil revisar la ficha del electro-ventilador, y eventualmente hacer un puente para que nunca corte.

Ya terminando

Recordá que las soluciones que te dimos son eventuales y para poder salir del problema, lo mejor es esperar a la grúa e ir directo al taller. Si alguna de las soluciones “en frio” funciona, igualmente andá directo al taller,  pero sobre todo recordá: lo mejor que podés hacer por tu coche es mantenerlo periódicamente y no esperar a que surjan inconvenientes.

También tené muy presente “relojear” el indicador de temperatura del motor, debería ser un acto reflejo, como el de mirar por los retrovisores.

Si en esta nota olvidamos algún dato importante, no dudes en agregarlo a los comentarios.

 

Ezequiel Cortese recomienda

¿Qué opinás? Contanos