Tips y Consejos

Lo que tenés que saber sobre los fusibles de tu auto

Estos elementos que protegen los sistemas eléctricos pueden generar fallas de fácil solución.

Lo que tenés que saber sobre los fusibles de tu auto

Los fusibles son elementos fundamentales en los vehículos por su importante función de proteger los sistemas eléctricos de posibles sobrecargas de voltaje, las cuales, en caso en presentarse, llevan a que el fusible interrumpa el paso de corriente para proteger elementos del auto como sistema de luces, radio, bocina, motores para subir las ventanas, entre otros.

Ante estas eventualidades, es importante conocer la ubicación de los fusibles de un vehículo, ya que al detectar fallas en alguno de los sistemas que funcionan con electricidad, se recomienda verificar si hay fusibles quemados para remplazarlos.

En algunos modelos no tan recientes, la caja de fusibles se puede encontrar en el habitáculo del motor, cerca de la barra de la dirección o al lado de la batería, también se pueden ubicar al lado izquierdo del pedal del freno e incluso en el baúl o debajo del asiento trasero. Los autos más modernos, generalmente la traen debajo del tablero de instrumentos.

Tipos de fusibles

Los fusibles pueden ser de diversas formas, pero lo importante es tener en cuenta su capacidad, ya que están diseñados para soportar una cantidad máxima de amperios, a continuación los más usados en los vehículos:

Capacidad de amperios

Color de identificación

sistemas que protege

5 amperios

naranja

alarma y airbags

10 amperios

rojo

luces, radio y bloqueo de puertas

15 amperios

azules

limpiaparabrisas, bomba de combustible, bocina, reloj y luces de freno

20 amperios

amarillos

encendedor, calefacción y techo eléctrico

25 amperios

transparentes

motor de arranque

30 amperios

verdes

aire acondicionado

40 amperios

naranja oscuro

motores de levantavidrios

¿Cómo ubico y verifico si un fusible está dañado?

La caja en donde se encuentran los fusibles tiene un mapa que indica la ubicación de los mismos y a cual sistema corresponden, así como su color y amperaje, lo cual facilita la tarea de encontrar el que se debe remplazar.

Para detectar si un fusible está quemado o dañado, luego de retirarlo de la caja, hay que mirar el filamento a contraluz (como en las viejas lamparitas) para ver si está roto. Otro indicador de daño es el ennegrecimiento del vidrio que lo protege.

Si luego del remplazo del fusible quemado el daño persiste o se vuelve a quemar, ahora sí, es inevitable visitar a los especialistas. No te olvides de tener fusibles de repuesto en su vehículo, especialmente si encarás viajes largos.

Héctor Siza Morales recomienda

¿Qué opinás? Contanos