Prueba Porsche 911 Targa 4 GTS: mas rápido que los bomberos
28/12/2017 Pruebas de manejo

Prueba Porsche 911 Targa 4 GTS: mas rápido que los bomberos

Le gana en el cuarto de milla y vuelta rápida a vehículos con 150 CV más que él. ¿Cómo lo logra?

911, un nombre sinómimo de legado

En el segmento de los superdeportivos son pocos los autos que a lo largo de los años conservan la misma designación que les fuera impuesta desde su creación. Así que dentro del recuento de los vehículos que llevan esta tradición, por mucho, el modelo número uno es el 911 que por más transformaciones que ha sufrido desde 1964, siempre es reconocido como nueve-once. Aunque cada generación es reconocida internamente también por un digito, el 911 de Porsche es uno de los nombres más reconocidos a nivel mundial por propios y extraños.

 

Un mismo auto, diferentes gustos

Adentrándonos un poco más, también podemos decir que no hay otro deportivo en la actualidad que disponga de tantas versiones como el 911. Independientemente de las opciones de personalización, de entrada el 991 contempla una gama de 23 variantes (más las que se acumulen en los meses siguientes). Esto quiere decir que del mismo modelo podemos optar desde un "sobrio" 911 Carrera hasta un extremo 911 GT2 RS. Dentro de este vastísimo espectro podemos elegir por cantidad de potencia, tipo de tracción, entre una carrocería coupé, targa o convertible, o bien preferir una variante que asemeje lo más posible a un auto de carreras.

Si se tratara de poner una balanza a todas la opciones que hay en la actualidad del 911 tanto en poder como en configuración de carrocería y hasta tal vez en precio, podríamos decir que el que queda justo a la mitad de la báscula de todos es el 911 Targa 4 GTS. Primero porque al ser un targa obtenemos lo mejor de dos mundos: el de un coupé y el de un convertible; en segundo queda entre las versiones Turbo y Carrera cuando se habla de potencia; y en tercer lugar permite que tengamos un desempeño abrupto pero dócil para el manejo diario.

 

En acción 

Al ver la cantidad de superautos que hay actualmente que con facilidad superan los 600 CV, quizá te puede parecer que este Porsche 911 Targa 4 GTS con sus 450 CV se queda corto, pero la realidad es que la ligereza juega un papel importantísimo. Partiendo de la gran relación peso/potencia que ofrece este alemán es posible que despegue de manera vertiginosa. Acompañados del resonar del motor que entra a los oídos de una manera pura cuando tenemos el techo replegado, la aguja del velocímetro sólo demora 3.6 segundos para que se eleve de 0 a 100 km/h.

Pero bueno, esta gran relación masa/poder no sólo tiene que ver la cantidad de caballos de fuerza, sino también existe un factor clave que es el torque de 549 Nm disponibles apenas pasando las 2.000 rpm. Tal vez al leer esto suene un poco trillado, pero en verdad la capacidad de despegue que tiene este 911 (cortesía también del Launch Control y el modo de manejo Sport Plus) es realmente espectacular. Inclusive basta estar detenido y poner en modo abierto el sistema de escape para que en el reposo podamos disfrutar de la deportividad que ofrece este auto endemoniado.

Por mucho que se diga que los superautos de la actualidad no ofrecen esa misma emoción que antes debido a que la mayoría carecen de un tercer pedal, es un hecho que hay que adaptáramos a la modernidad. Pero en fin, cada quien ve la vida de una manera distinta. Lo que si nadie puede negar, que ni el piloto más experimentado podría con una caja manual hacer cambios tan rápido como lo hace la transmisión PDK de siete velocidades que porta este Gran Turismo Sport.

Así que si pusiéramos una pista a este auto con caja manual y en otro carril a uno con transmisión manual, el mejor crono lo obtiene este último (cuatro decimas de segundo abajo) por la velocidad que tiene para sincronizar una marcha y otra. Si se desea hacer el intento de superar a la tecnología o simplemente tener el control del tacómetro es posible hacerlo mediante las levas situadas detrás del volante o de forma directa en la palanca. También existe una tercera opción y es comprarlo con caja manual.

Aunado a la capacidad de despegue, la mínima sensación de turbolag del seis cilindros de 3.0 litros, el optimo trabajo de la caja y los modos de manejo, este GTS con el número 4 se planta tremendamente en el asfalto, ya que ofrece tracción en las cuatro ruedas y un ancho de via 40 mm mayor. Con lo anterior más todos los sistemas de seguridad incluidos los mismos frenos del 911 Turbo, habría que ser demasiado avorazados o cometer un error garrafal para sacar de su trayectoria ideal a este vehículo que como velocidad máxima tiene 307 Km/h.

 

Un deportivo para el diario

Lo increíble es con todas estas capacidades demostradas en la pista, este 911 ofrece una docilidad para el manejo para el día a día esto gracias al modo manejo normal. Como buen deportivo, la baja altura que hay con respecto al piso (20 mm más bajo que el 911 Carrera) y la configuración de los amortiguadores orientados a una conducción deportiva, los desperfectos del pavimento son más perceptivos. Pero bueno que haya baches o no, ya no es culpa de los ingenieros de Porsche.

Bien mencionamos líneas arriba que existen varios aspectos que colocan a este Porsche 911 Targa 4 GTS como el mejor 911 cuando se trata de balancear los aspectos de cada una de las versiones, incluidas el precio. Considerando el diseño y la configuración de la carrocería, tenemos dos autos en uno. Podemos disfrutar de un coupé  o convertible de techo rígido -deja la barra en color negro y cristal trasero- al momento de replegar de manera automática.

No es el 911 mas accesible, pero la configuración de su carrocería, las llantas de 20 pulgadas con center lock, un kit aerodinámico que incluye un spoiler activo, grupos ópticos oscurecidos y detalles en negro, lo convierten sin dudas en una de las opciones más tentadoras. 

 

¿Qué opinás? Contanos